Posteado por Amarna Miller el 11 jul 2014 en Cosas Interesantes, Entrevistas, Por dentro, Relaciones, Trabajando | 2 Comentarios

Desnudando mi alma: entrevista para Queer Punk Riot

Desnudando mi alma: entrevista para Queer Punk Riot

Y es que no tenéis ni idea cómo agradezco cuando me hacen una entrevista fuera de clichetazos y preguntas típicas. Estoy hasta las narices de contestar a Cuándo perdí la virginidad, Cual es mi postura favorita y Qué consejos doy para chuparla mejor.

Al fin iba siendo hora de que alguien se interesase un poco más por la personita que hay aquí dentro y mis ideas sobre las relaciones personales, el arte, la pornografía o la sexualidad.

Mil gracias a Queer Punk Riot por esta super entrevista. Os dejo por aquí unos cuantos fragmentos pero la podéis leer entera a través de su web.

¡Espero que os guste, y que os sirva para poder conocerme un poquito mejor!

 

[...] Tú decides ir un paso más allá y ver que a lo mejor otras cosas que la sociedad no te ha dicho que son atractivas pueden ser atractivas, se trata de tu evolución como persona. Quizás hace 5 años veía a una chica con una cicatriz y pensaba: “pobrecilla” Sin embargo ahora la veo y quizás por mi bagaje y por como ha evolucionado mi personalidad puede darme morbo que una chica tenga una cicatriz. Eso depende de cada uno, es un trabajo personal, no es un trabajo de la sociedad. Las cosas no tienen que ser como nos las presentan, yo creo que es un trabajo de cada uno pensar y reflexionar sobre cuales los principios e ideales que cada uno quiere tener. [...]

 

[...] La principal herramienta de educación sexual para los niños es el porno y el primer contacto que tienen los niños con la sexualidad es la pornografía. Entonces, si la pornografía presenta cosas que no son reales, lo que aprenden los niños es que no es necesaria la estimulación previa para hacer anal, que las chicas se corren sin tocarse el clítoris, que todas las chicas se corren siempre en una relación sexual… Sin entrar en temas de género, clichetazos como que la mujer es más sumisa, o el hombre representado como un gangster adinerado que paga a una putita por acostarse con ella… conceptos que no tienen que ver con la vida real o con el sexo real o incluso con una representación de la sexualidad real. Creo que en este sentido el porno ha hecho mucho daño, porque presenta algo que no es verosímil y ante lo que no existe ningún tipo de contraste. [...]

 

[...] Hay una idea que te venden, una idea preestablecida por la sociedad: “Tener celos en una pareja es normal. Y no solo es normal. Es bueno. Porque si tiene celos es que te quiere.” Y este es uno de los mayores esperpentos que te pueden meter en la cabeza. Y que yo misma he tenido durante años. [...]

 

[...] Una cosa es manejar tu cuerpo o tu sexo y otra manejar internamente como te planteas ciertos conceptos emocionales. No es tanto enseñar que cosas sexuales son más o menos normales si no mostrar que existen otras formas de concebir la sexualidad, el género, las relaciones personales… que no tienes porque conformarte con lo que la sociedad te da [...] te han vendido que eres media naranja y necesitas otra media naranja para estar completa. Pero no es así, tu eres una naranja que va rodando y en tu viaje te encuentras con otras naranjas y a veces vas rodando a la par, a veces las trayectorias se separan o de repente esa naranja se estrella y tu sigues rodando. Son otros conceptos, no tienes que encontrar tu príncipe azul. [...]

 

[...] La gente de cara al exterior es muy abierta, pero en su vida personal es muy cerrada, puedes decir que has hecho un trío, incluso que participas en orgías, pero no que haces porno, que te gustan los pies o el BDSM porque eso es de locos y deberías visitar un psicólogo. Es absurdo. Se ve normal exponer una sexualidad mientras no sea explicita, y mientras sea normativa, por supuesto. [...]

 

[Fotazas por Jota y espacio cedido por Punt (i) Coma]

2 Comentarios

  1. El porno es una jodida ficción y si algún retrasado, sea niño o viejo, o niñx o viejx como prefieren esxs queers, cree que el porno expresa la puta normalidad pues es problema suyo.
    Culpar al porno de que a mi me guste sacar el culo es agradecerle el que yo pueda haber conocido esa parte de mí y si al cabo de los años me tienen que operar por mi asquerosa parafilia pues muy bien, joder, también la vida conlleva la muerte. (Por cierto, dentro de mí solo hay mierda, y cuanto más me conozco más asco me doy y aun así sigo buscando).
    El porno como cualquier otro puto arte ensancha mi alma, es decir, mi culo.

    Estoy hasta la pollx. Continuará…

  2. Gracias, Amarna, por tu metáfora de las naranjas. A mis treinta y ocho años, me has dado un punto de vista que no me había planteado antes. Supongo que demasiadas películas americanas afectan gravemente la salud mental…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>