Posteado por Amarna Miller el 01 jul 2016 en Cosas Interesantes, Cosas que me pasan | 9 Comentarios

“Valiente es el que lucha para vencer su miedo”, un artículo para el Sextante.

“Valiente es el que lucha para vencer su miedo”, un artículo para el Sextante.

Mucha gente me dice que tengo suerte de no tener miedo. Miedo a la presión social, a quedar reducida a un estereotipo, a ser estigmatizada de por vida.

De lo que se olvidan es de que la suerte no tiene nada que ver en esto, y que por supuesto siento miedo. Terror. Escalofríos. Las decisiones que he ido tomando a lo largo de mi vida me han llevado a un punto del que estoy orgullosa, pero no ha sido gracias a los hados ni al destino sino a mi propia ambición y mi forma de afrontar las situaciones.

Os dejo por aquí la primera parte de mi artículo mensual para El Sextante: “Valiente es el que lucha para vencer su miedo”, pero lo podéis leer entero a través de su página web. ¡Y decidme qué opináis en los comentarios!

He de confesaros algo: de vez en cuando y de forma absolutamente repentina -ya puedo estar en la cola del supermercado o zurciendo los tomatillos de mis calcetines- me asalta un pensamiento recurrente. Abro los ojos de forma desmesurada, mi mente se queda en blanco y una idea lineal resuena en mi cabeza: “¿Pero cómo ha llegado mi vida hasta este punto?”. No es que me queje. Estoy exactamente dónde he decidido llegar y me siento extremadamente orgullosa de cómo he gestionado mi tiempo, mis recursos y mi trabajo durante los últimos años.

Screen Shot 2016-06-21 at 12.36.52

Pero de vez en cuando aparece en mi cabeza una imagen de mi misma cuando era adolescente. Con mis gafas grandes, mi pelo revuelto, muchos problemas a la hora de interactuar socialmente y una actitud en general bastante dócil. Mi mayor afición era devorar libros, coser broches de fieltro y restaurar muñecas antiguas. Cuando comparo a esa chica con la persona que soy ahora, una cabecita loca que se está recorriendo medio mundo rodando para productoras pornográficas, me pregunto sinceramente qué pasó entre medias, qué eslabón cambió de sentido en qué momento para llevarme a ser la mujer que escribe este texto.

[Continuar leyendo...]

Screen Shot 2016-06-21 at 11.53.20


9 Comentarios

  1. Solo se me ocurre, ¡ enhorabuena ,sigue adelante !!

    “El pensamiento analítico”, esa es una de las claves

  2. Valiente!! Valiente artículo, valiente decisión de vida!

    Enhorabuena a ti, y a todas las personas que luchan por hacer lo que les gusta en la vida!

  3. Magnicas palabras que me ayudan tambien a seguir en el magnífico porno más facilmente la vida es así si no luchas estas muerto y si no arriesgas no ganas .Yo quisiera formular preguntas dubitativa que tengo en el porno que me quiero meter en esta industria pero quisiera dos años en España estudiado inglés y de mientras trabajando en el país no se si hacerlo en una empresa primero con mujeres y sola y poco a poco ir metiendome en todas las de España y con el paso del tiempo me llamaran reproductoras de afuera si solo sale bien ?y los contractos en España si soy buena y asequible m darán todos los meses contractos o solo algunos meses?se que esto es proceso lento pero veo mejor quedarme solo en una compañía de momento hasta que me vaya afuera y sea famosa internacional?

    • ¡Hola María! Lamentablemente nadie te va a “dar” nada…tienes que ir tú a buscarlo :) Por muy famosa que seas, tendrás que insistir a las productoras y mandar mensajes a todas las personas con las que quieras trabajar. Contestándote: No, las productoras de fuera no te llamarán ¡Tienes que encontrarlas tú! Mi recomendación es que si es tu primera escena, empieces haciendo solo o lesbico con una productora que te guste. Pero si sientes que quieres hacer hetero ¡Adelante con ello!

      • Si ya me tengo que poner conctato yo con ellas pero por ejemplo la productora babes no sale ninguna forma de hablar con la directora si empienzo sólo con mujeres es lo único que me apetece no quiero empezar tan deprisa gracias ! jaja

        • Poco a poco irás encontrando contactos de gente con la que quieres trabajar ¡No todo el mundo tiene formularios de contacto!

  4. Este articulo de AM lo siento como una hermosa charla motivacional que me va a servir para alimentar el cambio por el que estoy pasando. Excelente articulo y gracias por los consejos.

  5. Como siempre, un gran artículo, muy bien redactado y, ante todo, sincero, lo cual es mucho de agradecer. Ya que has sacado el tema de los miedos y el de elegir tu propio destino, me parece apropiado hacer algo de feedback y contar un par de pequeñas experiencias relacionadas primero, con el miedo, y segundo, con ser el capitán de nuestras almas.

    Por poner un poco en contexto, siempre he sido (y aún hoy pero menos) una persona bastante tímida y, por consiguiente, con bastante miedo escénico. Por esa razón, este pasado 13 de junio vino a mi cabeza la frase que mencionas en tu artículo pero algo distinta debido a la emoción: “cómo coño he llegado aquí?”. Resulta que ese día fue mi primer congreso y me tocaba salir a la palestra a presentar un trabajo delante de compañeros, viejos profesores y lo que es peor, vacas sagradas (apunte, entiéndase vaca sagrada por aquel/a investigador/a cuyos trabajos y palabra no son considerados como leyes divinas pero casi). Fueron los diez minutos más largos y con la boca más seca de mi vida, pero ahí estaba el chico que no recogió un premio en el instituto porque le daba miedo salir a un escenario.

    En cuanto a capitanear nuestra propia nave, uno de los consejos más sabios que nadie me ha dado jamás (mi padre en este caso) fue este: “hijo, a la hora de escoger profesión, tienes, ante todo, que elegir algo que te guste. Primero, porque es probable que lo estés haciendo toda tu vida y no querrás ser un amargado cuando tengas mi edad y segundo, porque si algo te gusta, puedes llegar a ser bueno. Y si además se te da bien, puedes llegar a ser el mejor”. Es cierto que al querer ser profesor de universidad e investigador, no he tenido muchos problemas por parte de mi entorno (seguramente, de querer algo menos convencional, mi historia hubiera sido muy diferente) pero tampoco está la cosa exenta de dificultades: falta de becas y de convocatorias de plazas, problemas burocráticos, clientelismo y enchufismo y algún que otr@ viej@ fósil al que le quedan dos telediarios jugando al “Juego de Cátedras” para hacerte la puñeta. Y, por supuesto, aquell@s que te dicen “tío, esto no lo vas a conseguir, está muy difícil, sácate unas oposiciones y así podrás vivir tranquilo, etc. etc.”. Pero aquí estamos, aguantando con una sonrisa en los labios y una canción en el corazón (You´re Gonna Go Far, Kid de Offspring). Y bueno, si después de todo lo de la universidad no sale bien, siempre he querido tener mi propia tienda de cómics (y la tendré) ^^.

    Un (>º.º)> y muchos (º3º)

  6. Porque el que no ariesga en la vida no vencera en ella.
    Por eso mi hermosa Amarna Miller me arriesgare a buscarte, te encontrare y cumplire mi sueño de poder conocerte en persona.
    Eso sucederá aproximadamente dentro de 3 o 4 años, auf wiedersehen linda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>